Historia de la Escuela de Sanje

Ver el vídeo "El espíritu de Sanje".Logo de SANJE

INTRODUCCIÓN

La Escuela Profesional San Jerónimo, fundada por los jesuitas, y posteriormente la Cooperativa de Enseñanza Sanje, formaron a numerosas generaciones de murcianos y murcianas en lo que constituyó un proyecto educativo avanzado para su época, que además de conocimientos ofreció una formación basada en valores y una oportunidad de futuro para muchos jóvenes.

Un grupo de alumnos, profesores y profesionales que formaron parte de esta singladura educativa intentan hoy rescatar aquellos valores que sustentaron el sistema de enseñanza de Sanje: la igualdad de oportunidades, el acceso universal a una educación en libertad, la justicia y la solidaridad. Con este fin se ha creado la Asociación de Amigos de la Escuela Sanje, que invita a esos miles de murcianos y murcianas que pasaron por sus aulas, y a la sociedad en general, a participar en el rescate de esos valores y a reivindicar lo que se ha denominado el espíritu de Sanje.

 

HISTORIA

Los jesuitas del monasterio de Los Jerónimos ponían en marcha las Escuelas Graduadas de Los Jerónimos en el curso 1943-44. Fue un inicio modesto, con un único profesor y 45 alumnos, que recibían clase en un aula de un pabellón anexo al monasterio de Los Jerónimos, en la pedanía murciana de Guadalupe. Al año siguiente ya había dos profesores con 90 alumnos. En 1954 ya eran cuatro profesores y 180 alumnos de las pedanías cercanas. La escuela de los jesuitas continuó su andadura con un crecimiento sostenido en el pabellón del monasterio hasta el curso 1965-66.

Dos años antes los jesuitas iniciaron gestiones para la construcción de una nueva escuela, un proyecto de grandes dimensiones que requería de un gran apoyo financiero. En primer lugar se gestionó la adquisición de terrenos. Tras barajar varias ubicaciones se optó por la carretera de Mula, en Alcantarilla, donde finalmente se acordó la compra de una gran extensión de 110.000 metros cuadrados frente al cementerio, a ambos lados de la carretera, adquiridos a la familia Galindo con la mediación del alcalde de Alcantarilla de la época, Diego Riquelme. Los jesuitas buscaron también el apoyo financiero del Estado a través de los fondos del II Plan de Desarrollo. Se ponía en marcha así la construcción de una gran escuela con tres pabellones de grandes dimensiones para aulas, tres naves para los talleres de mecánica, de química y de electricidad, además de varios edificios auxiliares, como las cocheras de autobuses, el comedor, la cantina y otros servicios.

En septiembre de 1966 comenzaba el primer curso académico de la Escuela Profesional San Jerónimo en las nuevas instalaciones. Por la Escuela de Alcantarilla pasarían hasta veinte mil alumnos durante casi veinte años, antes de que en 1985 el Ministerio de Educación se hiciese cargo de la gestión del centro. Hasta dos mil alumnos llegaban cada día a bordo de una flota de más de 20 autobuses. Ya no solo procedían de los alrededores de la Escuela (Alcantarilla, Guadalupe, La Ñora, Javalí Viejo, etc.) sino de media región, desde Murcia capital hasta la comarca del Río Mula, el Valle de Ricote, el Guadalentín, toda la Vega Media, la comarca Oriental y casi toda la huerta de Murcia con sus pedanías.

Por problemas económicos, los jesuitas se plantean dejar la Escuela San Jerónimo. Tras diversas gestiones, los jesuitas deciden en 1974 transferir la escuela con sus instalaciones, terrenos y plantilla al Ministerio de Educación. No obstante, profesores y trabajadores del centro crean un movimiento para asociarse y gestionar el centro. Fruto de ese movimiento fue la creación de la Cooperativa de Enseñanza Sanje, que llega a un acuerdo con el Ministerio de Educación, que le cede la gestión del centro y uso de sus instalaciones en régimen de cooperativa. Sanje continuó su andadura formativa y educativa durante once años más a través de la cooperativa.

En 1985 el Ministerio de Educación reclama la gestión directa de Sanje, por lo que se disuelve la cooperativa y la plantilla sigue trabajando en el centro, que se integra en la red pública educativa. El nuevo Sanje, ya como centro estatal, mantuvo durante unos años la inercia del proyecto educativo impulsado primero por los jesuitas y después por la cooperativa, aunque a medida que los docentes eran trasladados a otros centros o se jubilaban, el espíritu de Sanje se fue apagando. Sanje funciona todavía hoy en parte de las instalaciones construidas por los jesuitas. Hoy es un instituto de enseñanza secundaria de la red pública, después de que se cerrase el colegio de primaria. Los pabellones que había junto al cementerio fueron derribados y el primer pabellón de aulas permanece en desuso tras cerrarse el colegio de primaria. El instituto de secundaria actual ocupa los pabellones central y alto, y se han construido instalaciones auxiliares nuevas.

Sanje en la actualidad

 

 

Asociación de Amigos de la Escuala Sanje
Carretera de Mula km 1,5 . Alcantarilla - Murcia